Las Herrerías – Triacastela. 29,940 km.

L14052331p_600

O Cebreiro

Jueves 1 de mayo.
Desayunamos en el hotel. Salimos a las 8:25. Tenemos una de las rutas difíciles: 28,9 km previstos, 8 km de subida fuerte hasta O Cebreiro, unos km de pequeñas subidas y bajadas, algunas muy pronunciadas como la del Alto do Poio y una relativamente fuerte bajada final hasta Triacastela. Subimos a buen ritmo, 4 km/h, siguiendo un buen trozo el río Valcarce hasta que desaparece y luego hasta O Cebreiro, donde hay mucha gente. Acaba de llegar un autocar con gente que empieza el Camino y quiere su credencial, con lo que tenemos que hacer 10 minutos de cola para sellar las nuestras. El paisaje de la subida es espectacular, con los tonos violeta del brezo destacándose en las laderas. Después de O Cebreiro, que ya es Galicia, el paisaje cambia del todo, se hace más verde, con diferentes tonalidades y con suaves altibajos.
Hacemos una parada poco antes de las 12:00, k. 13,9, para tomar unas barritas energéticas en Hospital de la Condesa. Decidimos llegar hasta Triacastela a comer, aunque sea cerca de las 3:00, como finalmente resulta. Vamos a buen ritmo durante la bajada desde Alto do Poio.
En Triacastela, vamos a comer al Hostal Fernández, donde tenemos reservada habitación. Hay bastante gente. Algunos han llegado en autocar desde Madrid hasta O Cebreiro y han hecho su primera etapa hasta Triacastela.
Damos una vuelta por el pueblo, visitando la iglesia románica. Nos acercamos al río, donde nos llama la atención un molino y entablamos conversación con el propietario, que nos lo enseña. Es un molino de grano, con dos ruedas de eje vertical, que conserva en funcionamiento. Antiguamente había producido electricidad. Como curiosidad, el propietario fué actor y en el 1991, hizo el Camino desde Roncesvalles hasta Santiago acompañando a Shirley Maclaine, que escribió el libro “The Camino. A Journey of the Spirit”. Hay traducción al español: “El Camino: un viaje espiritual”.

Nuestras referencias:
Hostal Fernández
Molino hidráulico de Triacastela

Ver recorrido (Google Earth)
Ver perfil (Garmin)

Ver fotos de la jornada

Villafranca del Bierzo – Las Herrerías, 20,7 km.

L14042270_600

Portela de Valcarce

Miércoles 30 de abril.
Salimos sobre las 8:40. Todo el camino va subiendo ligeramente, casi todo al lado de la carretera N-VI. De hecho vamos por la misma carretera pero por una senda separada de los coches por un murete de hormigón. Vamos siguiendo el curso del río Valcarce y como casi no pasan coches, la ruta se hace agradable.
Paramos a hacer un descanso a medio camino, en una gasolinera de la N-VI, justo antes de Portela de Valcarce. Compramos fruta para almorzar.
En Vega de Valcarce, que es un pueblo que es extiende a lo largo de unos cuantos kilómetros de la N-VI-A, por la que vamos pasando, llama la atención los elevadísimos puentes por los que transcurren la N-VI y la A6 y que causan un gran impacto visual (Ver fotos).
Llegamos al hotel rural “El capricho de Josana” sobre las 13:15. Comemos en el hotel.
Aprovechamos para lavar la ropa. No tienen servicio de lavandería, pero nos hacen una lavadora y podemos secar la ropa al aire.
Damos una vuelta por el pueblo. Hay un pequeño puente romano que salva el río Valcarce, que discurre a todo lo largo del pueblo. Cenamos en el restaurante del hotel, ensalada y fruta.

Nuestras referencias:
El capricho de Josana

Ver recorrido (Google Earth)
Ver perfil (Garmin)

Ver fotos de la jornada

Ponferrada – Villafranca del Bierzo, 24,1 km

L14042147_600Martes 29 de abril.
Desayuno bufet en el hotel. Salimos sobre las 8:30. El Camino hoy no tiene mucho desnivel en total, pero de vez en cuando tiene ondulaciones, con alguna subida un poco pronunciada como la que hay después de Cacabelos a la llegada a Pieros. Hacemos una parada antes de Cacabelos, para tomar una barrita energética y vemos con cierto detalle (iglesias y una prensa de vino a la salida) Cacabelos, que tiene industria vinícola. La llegada a Villafranca se hace un poco larga porque no se ve la ciudad prácticamente hasta el final, está emplazada en un valle que parece muy cerrado. De entrada se pasa al lado del Castillo y por una calle hacia la derecha se baja enseguida a la Plaza Mayor.
Comemos de menú en el Casino de la Plaza Mayor, muy bueno. Están comiendo en el mismo bar el trío con el que nos hemos encontrado varias veces.
Vamos al hotel Microhostal La Puerta del Perdón, que está a la entrada del Camino, enfrente del Castillo de Villafranca. Por la tarde visitamos la ciudad: Iglesia de Santiago, la zona del río, Convento de la Anunciada, Colegiata de Santa María, Convento de San Nicolás, Iglesia de San Francisco.
Cenamos en el hostal unas ensaladas muy buenas.

Nuestras referencias:
Bar Restaurante “El Casino”, Villafranca del Bierzo
Microhostal La Puerta del Perdón, Villafranca del Bierzo

Ver recorrido (Google Earth)
Ver perfil (Garmin)

Ver fotos de la jornada

Foncebadón – Ponferrada, 27,6 km

L14042108_600

Castillo Templario de Ponferrada

Lunes 28 de abril de 2014.
Salimos sobre las 8:30, con niebla que se va haciendo más espesa conforme avanzamos hacia la cima del monte Irago, con la Cruz de Ferro. Llega un momento que es prácticamente lluvia fina pero continua. Ahora es cuando se aprecia una chaqueta impermeable y transpirable y una funda impermeable para los pantalones, además de unas botas impermeables, por supuesto. De bajada se desvanece la niebla y se empieza a ver Ponferrada, cuando aún faltan unos 18 km para llegar. El paisaje es espectacular y el camino está bordeado de flores. El firme está lleno de piedras que dificultan un poco la bajada. Nos encontramos y adelantamos al trío de la etapa anterior.
Hacemos una parada de 15 minutos en Riego de Ambrós. La llegada a Ponferrada se hace larga ya que, siguiendo las indicaciones, parece que vamos bordeando la ciudad para entrar por el casco histórico. Seguramente no hemos dado mucha vuelta, pero nos lo ha parecido.
Comemos de menú en la Taberna El Picoteo, bien, cerca de la Plaza del Ayuntamiento y vamos al hotel Aroi Bierzo Plaza. Damos una vuelta por la ciudad, viendo la Torre del Reloj, la basílica de la Virgen de la Encina y sobretodo el Castillo Templario, por fuera, ya que los lunes está cerrado. Damos una vuelta por el río y volvemos al hotel. Cenamos en el hotel una ensalada de queso de cabra, buena, abundantísima.

Nuestras referencias:
Taberna El Picoteo
Hotel Aroi Bierzo Plaza

Ver recorrido (Google Earth)
Ver perfil (Garmin)
Ver fotos de la jornada