Burgos-Hornillos. 20,740 km


Lunes 30 de abril de 2012.

Salimos del hotel a las 8:40. El Camino pasa por el Hospital del Rey, que ahora son dependencias de la universidad. Paramos en Tardajos, a unos 10 km, a tomar un té y descansar. En el bar hay personas que después encontraremos varias veces. Una pareja de coreanos de los que la mujer se queja de heridas en los pies. Ángela le da un tirita. Una mujer holandesa con una hija de uns 14 años y dos hijos de 10 o 12, que también están descansando los pies. Seguimos hasta Hornillos, donde tenemos previsto comer en el Bar Manolo. Allí encontramos al alemán que vimos en Los Arcos, que dice que les encantó el hotel Casa Pujadas de Viana. Para completar mesas comemos con Crispín, que trabaja en una fundición de Vitoria, separado, que le encanta la magia del Camino y con el americano que vimos el lunes 23, descendiente de una familia afincada en Nuevo México hace 400 años. Dice que es profesor de historia y que hace el Camino para hacer experiencia y prepararse para el matrimonio.
Acabada la comida llamamos a la Casa Rural El Molino, para que nos vengan a buscar, tal y como estaba concertado. Otro comensal de la mesa de al lado, Raul, de Madrid, también va allí, pero lo recogen antes que a nosotros. Llegamos a Vilviestre de Muñó, donde está la Casa, en la imagen, descansamos, vemos el molino y hablamos con los que lo llevan. Milagros y Eva se cuidan de los huéspedes. Álvaro, marido de Eva nos enseña una turbina que produce electricidad para iluminación, con la fuerza del agua que mueve una rueda horizontal. Tienen dos molinos. Maximiano Nebreda, el Capitán o el Nebre, marido de Milagros, parece el dueño del lugar. Nos enseña su invernadero de tomates (cultiva en una parte del caballón y abona la otra para el cultivo siguiente) y nos explica que allí se rodó parte de la película El Camino, The Way, con Martin Sheen. Su hija se ha casado con un nieto de Martin Sheen, la pareja pasa unos días al año en el Molino, ellos han estado en América,…Tienen una piscina de aguas termales. Cenamos todos los huéspedes juntos: Raúl, el madrileño, la holandesa y sus tres hijos que se hospedan allí, dos chicas alemanas que han venido con nosotros en el coche en que nos ha traido Milagros y dos alemanas más. Angela lleva la conversación en alemán. Después aparecen dos jóvenes, de 40 años dicen, que hacen 40 o más km por día y que al llegar a Hornillos han encontrado el albergue lleno.

Nuestras referencias:
Hospital del Rey. Burgos
Tardajos
Bar Manolo. Hornillos
Casa Rural El Molino. Vilviestre de Muñó.

Ver fotos de la jornada
Ver recorrido (Google Earth)
Ver perfil (Garmin)

Deja un comentario