Arca (Rúa) – Santiago. 21,340 km.

Monumento conmemorativo de la visita de Juan Pablo II a Santiago en 1982.

Monumento conmemorativo de la visita de Juan Pablo II a Santiago en 1982.

Martes 6 de mayo.
Desayunamos en el hotel. Buen bufet a 6,5 € por persona. Salimos a las 08:10. Ángela va mejor que ayer y dispuesta a caminar hasta el final. Pensábamos ver la iglesia de Santa Eulalia en Pedrouzo, pero el Camino no pasa por la iglesia y no la hemos visto.
El tramo de Pedrouzo hasta Labacolla es largo, 10 km y en subida casi todo el tiempo. Se pasa al lado de las pistas del aeropuerto, que se ve en en parte.
Seguimos subiendo un poco más hasta San Marcos y 1 km más adelante llegamos hasta el Monte do Gozo, que tiene un monumento dedicado a la visita de Juan Pablo II a Santiago en 1982. A partir de aquí, vamos descendiendo y empezamos a ver las primeras casas de Santiago. Seguimos un rato la calle San Pedro, que está cortada al tráfico por obras hasta llegar al centro de Santiago y a la plaza del Obradoiro, a la catedral. Tiene un inmenso andamio en una de las torres, que hace desmerecer las fotos.
Buscamos la Rúa do Vilar, donde está la Oficina del Peregrino y la Oficina de Turismo. En la del Peregrino hay cola y decidimos seguir hasta la oficina de Turismo, donde obtenemos un práctico mapa de Santiago. Vamos al hotel Gelmírez, donde tenemos alojamiento, a descargar.
Salimos a comer. Buscamos la taberna “El Gato Negro”, que ya conocíamos, recomendada por el guía de la ciudad en la visita que hicimos hace unos cuantos años. La encontramos en la Rúa da Raiña, s/n y comemos de tapas, muy bien. Hay algún peregrino y gente del lugar. Volvemos a la Oficina del Peregrino a sellar las credenciales y a obtener la Compostela. Bueno, no exactamente la Compostela, sino un certificado de la catedral, ya que declaramos que hemos hecho el Camino por motivos culturales /deportivos, no religiosos. Visitamos después la catedral, sin dar el abrazo al Santo, que ya lo hicimos también hace años. La catedral es grandiosa, alta, nos parece enorme, con el botafumeiro en medio. Tenemos un recuerdo para Dionisio, el amable lugareño de Peruscallo y su mujer Castora. El Pórtico de la Gloria del maestro Mateo tiene un andamio delante y no se puede ver en todo su esplendor, pero aún así hay visitantes observando los detalles.
Seguimos dando vueltas por Santiago y volvemos al hotel. Cenamos en la Cafetería del hotel, un bufet muy bien surtido, a 15 €, porqué no queremos dar más vueltas.

Nuestras referencias
Bar O Gato Negro, Rúa de la Raiña, s/n, Santiago de Compostela.
Hotel Gelmírez, c/ Hórreo, 92, Santiago de Compostela.

Ver recorrido (Google Earth)
Ver perfil (Garmin)

Ver fotos de la jornada